Últimos temas
» Undercity Afiliacion Elite
Vie Sep 18, 2015 1:10 am por Invitado

» ▬ UNHEILIG ROL [CONFIRMACIÓN ELITE]
Lun Sep 07, 2015 10:24 am por Invitado

» Reglas generales del foro
Miér Sep 02, 2015 5:19 am por Shelish

» Pirate Codex [ Confirmación Af. Élite ]
Sáb Ago 29, 2015 8:00 am por Invitado

» Botón caído [FTChronicles]
Mar Ago 25, 2015 2:56 pm por Klaus

» Violencia y destrucción ─ Xanxus Varia {INCOMPLETA ~ 50%}
Mar Ago 25, 2015 7:45 am por Xanxus Varia

» I'm just a simple butler ─ Sebastian Michaelis
Mar Ago 25, 2015 7:33 am por Sebastian Michaelis

» Registro de físicos
Lun Ago 24, 2015 11:56 pm por Ciella Phantomhive

» Zeldarol (Standard)
Lun Ago 24, 2015 4:11 pm por Klaus


― Heaven is all gone

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

― Heaven is all gone

Mensaje por Admin el Mar Mar 31, 2015 10:54 pm



We have

to stay

strong




Muchas veces en el largo recorrido de la humanidad sobre la tierra, en aquel planeta que se creyó suyo y de nadie más, se habló del fin. Llegaron a existir miles de teorías, mitos y  rumores que provocaban el miedo en aquellos que creían y contaban los días para que estas fechas ‘’predestinadas’’ llegasen, esperando incluso con total tranquilidad el fin de sus vidas, mientras que otros pocos reían a sus espaldas por lo ridículo que esto les parecía. Ignorando por completo lo equivocados que estaban, y que pese a que el fin llegaría, no sería de la forma que esperaban, ni siquiera se trataría de un final que les llevaría a la destrucción del mundo, sino de su mundo tal cual le conocían…

Pero no hay que saltarnos directamente del principio al final, comencemos respondiendo una simple pregunta; La humanidad ¿Cómo podríamos definirles?:
Una especie civilizada, con mayor capacidad de razonamiento que cualquier otra en el planeta, capaz de construir y destruir a su antojo todo a su paso si se les diese la gana. Seres que a través de los años evolucionaron de una forma admirable, y al ser poco conformistas construyeron su imperio propio, más allá de lo imaginado por cualquiera. Sin embargo una especie egoísta a final de cuentas, que mirando solo por si mismos poco les importó destruir gran parte de su mundo para conseguir las comodidades y facilidades deseadas.

Guerras, contaminación, destrucción, estos seres fueron buscando su final por cuenta propia, no obstante el castigo que merecían probablemente era mucho mayor a destinarles a provocar su propia destrucción. Así fue como aquel día temido por muchos y esperado por pocos llegó, sin previo aviso, sin fecha predeterminada, simplemente llegó tomado por sorpresa al mundo entero, en un abrir y cerrar de ojos, todo aquel imperio que había tomado años construir se habría derrumbado y pasado a ser nada más que escombros.

El inicio de todo probablemente llegó junto a la oscuridad, llámese casualidad, coincidencia o incluso destino, un día en que la luna obstruyó la luz de sol provocando un eclipse solar, admirado en esos momentos por muchos. Por unos instantes todo pareció normal, sin embargo esto comenzó a cambiar al percatarse que este eclipse duró mucho más de lo esperado, y no solo eso, ya que tras un par de minutos de la confusión de quienes le admiraban y la ignorancia de otros, el silencio inundó el planeta.

Se dice en la biblia que la creación del mundo tardó exactamente 7 días, en los cuales se creó la noche y día, el cielo y mar, la tierra y vegetación, estrellas, sol y luna, criaturas marinas incluyendo a los peses y aves, seguido por animales terrestres y por último la humanidad, llegando al séptimo día como un descanso. Razón por la cual se volvió alarmante el momento en que se percataron del parecido de los acontecimientos.

Luego que el eclipse solar ocurriese, pasó un día exactamente en completa oscuridad y tranquilidad.

Las siguientes 24 horas llegaron acompañadas de tormentas eléctricas, tornados, maremotos, entre otros desastres que terminaron por destruir gran parte del patrimonio de la humanidad, gran parte de la tierra cedió, hundiéndose en las profundidades del mar, ahora incluso más basto y aterrador de lo que nunca fue. Dejando sin hogar a muchas personas que vivían cercanas al mar, y destruyendo por completo islas, puertos, playas y sus habitantes sin dejar rastro alguno.

Estos desastres duraron un día entero, seguidos de otras 24 horas en conjunto a terremotos que terminaron por destruir partes del mundo que los anteriores desastres naturales no pudieron. Las ciudades se volvieron ruinas y finalmente, en tan solo unos días, la población mundial fue reducida a más de la mitad, dejando a una humanidad malograda, al borde de la ruina y la extinción.


El cuarto día, o bien, el cuarto periodo de 24 horas originó la caída de muchas estrellas, las cuales se presentaron en forma de estrellas fugaces en el oscuro cielo pudiendo presenciarse perfectamente gracias a la noche que había ya durado más de media semana. Los altos cargos de todos los países estaban en desconcertados, los científicos no entendían nada, no había una explicación razonable o coherente para todo lo que estaba sucediendo.

En el quinto periodo de 24 horas, momento en que la humanidad pensó que se encontraría por fin a salvo de aquel conjunto de desastres naturales, pues la calma había llegado luego de un par de días, sucedió lo inimaginable. De esa forma se dio el inicio de una nueva era. Extrañas criaturas comenzaron a aparecer, depredadores feroces e imponentes; aquellos que en estaban destinados a permanecer en cabeza de la pirámide alimenticia. Los humanos comenzaron a ser cazados por extraños seres que aparecieron de pronto en las profundidades de los mares y lagos, en el cielo incluso alimentándose con carne humana o bien pareciendo disfrutar de aquella ‘’cacería’’.

Se creyó que en tierra estarían a salvo, que mientras no se acercasen a las profundidades del mar no habría problema, que las criaturas habían emergido de lo más profundo de los océanos y lagos tras aquellos terremotos, sin embargo a la llegada del sexto periodo de 24 horas aquella creencia fue completamente aplastada por la cruda realidad.

Distintas clases de bestias comenzaron a aparecer fuera de los mares y lagos, se adaptaron rápidamente al ahora devastado mundo que los rodeaba, cazando a los humanos y poco a poco evolucionando, convirtiéndose rápidamente en seres más allá de la imaginación de muchos.

Llegando así el séptimo ‘’día’’, en que la luz volvió, dando fin a la noche. Este día trajo consigo descanso y paz para la humanidad, las bestias se tranquilizaron luego de 48 horas de caza, siendo ahuyentados por la luz del sol, claro que, aquella falsa paz y tranquilidad no durarían mucho.




avatar
Admin
The monster



Ver perfil de usuario http://cryout.foro.ag

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.